TRATAMIENTO DEL VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO (VPPB)

A menudo hemos oído hablar de vértigo, de mareo y de inestabilidad. No son la misma cosa. Son síntomas distintos y sus causas también acostumbran a no ser la misma.

Lo primero que debemos hacer es aprender a diferenciar si lo que nos ocurre es “vértigo”, “mareo” o “inestabilidad”.

El mareo es una sensación de “andar sobre las nubes”, ir “flotando”, de “haber bebido unas copas de más”. El mareo y la inestabilidad pueden tener muchas causas, entre ellas, patología cervical.  

El vértigo, sin embargo, es la sensación ilusoria de dar vueltas dentro de un espacio, o de que ésta gira a nuestro alrededor (por ejemplo, que nuestra habitación da vueltas). El vértigo nunca es debido a trastornos de la zona cervical. 

Existen varios tipos de vértigo. 

Lo que tratamos en Fisiosalut con la TÉCNICA DE EPLEY es el: 

VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO (VPPB):

Características del VPPB:

– Aparece, sólo, cuando se produce un cambio en la posición de la cabeza

– Dura menos de 2 minutos

Causa del VPPB:

Este vértigo posicional tiene una causa totalmente mecánica que tiene relación con el sistema vestibular periférico. No se soluciona, pues, con fármacos de ningún tipo.

El sistema vestibular está formado por partes del oído interno y del cerebro que procesan la información sensorial relacionada con el control del equilibrio y del movimiento ocular. 

En el sistema vestibular periférico hay unos “saquitos” centrales: el UTRÍCULO y el SÁCULO y tres CONDUCTOS SEMICIRCULARES que los comunican. Cada una de estas partes es la encargada de transmitir una información concreta al cerebro; esta información determina el equilibrio del cuerpo humano.

Los conductos semicirculares están llenos de endolinfa y son los encargados de informar al cerebro sobre la aceleración y deceleración de los movimientos rotacionales.

El utrículo y el sáculo, además de endolinfa, contienen unos “cristalitos” llamados que les permiten ser sensibles a la gravedad y a la aceleración lineal.

A veces sucede que algunos otolitos pasan a alguno de los conductos semicirculares: es entonces cuando aparece el VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO. La persona afectada sufre un vértigo (sensación ilusoria de que todo gira a su alrededor) muy intenso. Aparece, siempre, asociado a algún movimiento de la cabeza y tiene una duración de entre uno y dos minutos (hasta que los otolitos sedimentan de nuevo y dejan de moverse). 

A pesar de que el ataque de “vértigo” tiene una duración corta, la sensación de malestar puede durar horas. 

Tratamiento del VPPB:

Si la causa es mecánica, el tratamiento no puede ser médico, sino mecánico: 

La TÉCNICA  de EPLEY consiste en una serie de movimientos que hace el/la fisioterapeuta para colocar, nuevamente, los otolitos dentro del utrículo. Esta técnica no es dolorosa y se hace en una sesión en la misma consulta.

Antes de aplicar la técnica se realiza una valoración para descartar otro tipo de afectaciones y para determinar cuál es el conducto semicircular afectado.

contacta con nosotros

De lunes a viernes  de 08:00 a 14:00 y de 15:00 a 20:30
(los días festivos está cerrado)

Email: fisiosalutmataro@hotmail.com